viernes, septiembre 10, 2004

Otra historia sin fin

Por razones de espacio-tiempo, Lyla no va a estar más… pero ¿dónde está Lyla? se preguntarán uds, y bueno… hace un rato de noche estaba en su cuarto comiendo papitas de limón… porque ese saborcito a veces le combina con los pensamientos. No quería hablar con nadie, sólo con su marciano, después de tener una absurda discusión con su hermana acerca de lo que le pasaba y por qué sólo su marciano la iba a entender, mientras ella le decía que no tenía derecho a sentirse así, que por lo menos ella está enamorada y que bla bla bla… ningún problema real al oído tampoco; sin embargo se molestó porque Lyla cortó el queso con el mismo cuchillo con el que había cortado las partes podridas del banano… así que Lyla decidió hacer lo que tenía pensado hacer antes de ser la causante de la crisis adolescente de su hermana: hablar con su marciano… pero antes tenía que pasar por la sabiduría humana de sus papás, quienes le dieron papitas de limón…

- Ahora no sé por qué a todo lo que tiene limón le llaman Twist, ¿no pueden llamarse como se llamaban antes? Eran simplemente papitas de limón, ahora son twist… ni siquiera están particularmente re-bautizadas porque así también se llaman otras cosas.

Y así Lyla fue confesando que existen cochinadas ricas mientras comía esas papitas…pensando si tal vez valdría la pena hacer un post sobre eso, pero no, al final no les va a decir cuáles son esas cochinadas, se las quedó para ella…
Sólo salió del cuarto por otro paquete de papas, porque aún tenía mucho en qué pensar y con una vieja excusa…

- …¿la misma rabieta que le daba cuando era chiquita?

Sí… los padres de Lyla aún no han podido encontrar la fórmula secreta de aquellas rabietas, le preguntaban en qué pensaba y ella decía que en los primos, en la arenera, en los muñecos y en todas las cosas que ya no estaban más con ella, y resolvían que se trataba de una impotencia nostálgica, algo así… pero que por coincidencia se dan justo antes de volver al kinder, al colegio y ahora a la universidad… parece que siempre le tuvo miedito al crecer… pero lo que sí es seguro es que ya no quiere tener la regla…

De pronto sonó el teléfono y las manos de Lyla y el papá se disputaron el aparato, ganó él, pero en realidad no contestó… no sabemos por qué se queda callado antes de decir aló… tal vez porque en esta ocasión escuchó un extraño ruido intergaláctico…
- …pero dí aló! - Dijeron Lyla y Mami al mismo tiempo.

Y efectivamente el pa’ tuvo que cederle el fono a Ly, porque sólo ella por ser niña puede entender el idioma de quien se encontraba del otro lado de la línea…

- ya sabía que eras tú… te iba a llamar pero resulta que preferí detener el tiempo un rato para pensar, aunque se escuche el reloj, cuando uno esta quieto no pasa el tiempo, porque no entiendo qué me pasa, pero me pasa y sé que tú menos vas a entender pero la cuestión es que todo empezó porque me aburrí, o en realidad no sé si me aburrí, pero se parece…
- ya te chiflaste… jeje
- es que estaba leyendo los blogs de los otros, y me frustré, me frustré del mío aunque no sé si en realidad frustrarme o no… no entiendo, es estúpido… pero mira que encontré cosas super entretes, mira el blog de…(yo tengo los links en mi blog, así que míralos, porque los personajes de esos cuentos también son lectores… ¿qué loco no?) y la cosa es que te acuerdas que todos nosotros hemos estado hablando de los recuerdos de la infancia… y bueno… puede que el tiempo esté avanzando de retro otra vez…

De pronto entró Nana tomando tete… en serio, estaba tomando en tetero… (tetero, tete, la teta, el biberón…)

- ¿…y dónde consiguió el cariñosito? Ya no venden según yo…
- no sé, pero yo tengo tres, deseosito, cumpleañosito y mimosita…
- ¡qué bakán!
- mi hermana entró al cuarto tomando tetero… ¿ves? El tiempo está avanzando de retro otra vez…
- ¿… tetero? (véase la explicación entre paréntesis)

Ya sucedió el año pasado, cuando Lyla descubrió la técnica para tener el pelo corto y largo al mismo tiempo, no era peluca, para los que aún le preguntan “¡cómo hiciste esa wá!” tal vez Lyla vuelva a experimentarlo… pero ahora continuemos con la conversación…

- …si hace tiempo está que le da vueltas… lo malo es que nunca es igual…
- sí, basta con que quiera que vuelva la queña o la fresita y ponen esas nuevas versiones…
- ¡HORRIBLES! Gritaron todos los integrantes de la utilería de Lyla al mismo tiempo, incluyéndome a mí…
- es como que vuelva He-man con un nuevo look tipo el muñequito Hércules…
- …!
- Y los GI JOES son feísimos… yo por eso tengo mi cajita…
- 

De pronto ya estaban hablando de la causa de la crisis de Lyla, y sólo se llama desorden, sí, aún tiene desordenado su cuarto, sus lecturas, sus papeles, sus colores, su CPU, sus fotos, sus sombras, sus pensamientos, su vida, sus recuerdos y además sus hormonas…

Para esto ya se escuchaba el tic tac de más de un reloj…

- y yo que pensaba que yo era el que estaba mal…
- jejeje… estoy hecha un rompe cocos, es que hay tantas cosas enredadas que no sé ni cuál ordenar primero, es como los posts, de repente me aburro y no sé que postear pero después me acuerdo que tengo tantas cosas que decir que… ¡ya sé, mejor voy a postear sobre esto!
- ¡No! Yo no puedo salir… acuérdate que…
- ¡qué divertido tengo un novio invisible!
- Te van a creer loca… jeje
- Debe ser por eso que la gente me mira raro cuando estoy contigo, es como cuando hablo sola… Wow…Empezó a llover… viste, es mágico.
- ¡No, no es mágico!
- ¡Sí es! Huele cómo todo se desahoga…
- ¿No disque llovía cuando estás triste o…cuándo es que llueve?
- Deprimida, en crisis o simplemente porque es un momento clave para mí…pero a lo mejor alguien en algún otro lado está llorando a charcos, está pasando por todo lo que yo pasé una vez…
- Pero ahora llueve porque es época de lluvia…
- ¡No es época de lluvia!
- Es que el clima está tostado…
- Está desordenado… ¿viste?
- ¡wow! la verdad es que no me he fijado si cuando estoy triste sale el sol…
- Bueno son diferentes dones que tenemos, tú te haces invisible, yo puedo darle vida a las cosas…

Finalmente Lyla abrazó su almohada y se durmió… no le hizo caso a su niño extraterrestre sobre el procedimiento de apagar la luz, ponerse la pijama, en fin… todos los consejos que le da para que no se quede dormida medio desnuda o sólo porque, como el otro día, se aburrió de estar vestida… prueben algún rato que se aburran y verán cómo desnud@s todo cambia…
Así fue como Lyla se quedó dormida y esta mañana desapareció… parece que alguien le apagó la luz… ( sí, esa fui yo). En su cuarto los adultos entran y salen mucho, le hacen demasiado ruido a los sueños, así que ahora Lylita va a aprovechar lo poco que le queda de vacación para darse un paseo en el planeta de Nunca Jamás y volar a donde no hay reglas, como en el cuento de su buen Pana Peter…


1 comentario:

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. »