lunes, noviembre 08, 2004

Ricas Cochinadas

Por qué nos encantarán tanto las feromonas y sobretodo las propias...
¿A qué huele la pezuña?

1 comentario:

Anónimo dijo...

DIOS NO PERNITE NI PERDONA LAS COCHINADAS