martes, febrero 28, 2006

De madrugada.


Ella sueña con un café espeso y lejano,
Inalcanzable…
Cada noche suspira entre silencios y miradas,
ante el hombre que siempre conoció,
pero que se rehúsa a ver sin un café entre sus labios.

Se rumora por las calles que se ha adelantado aquel,
llego desafiando al tiempo y su valor.
El se paro al pie de su mesa, que aun no fue atendida,
y se sentó junto a ella…
Dijo que ha llegado combatiendo a la lejanía del destino,
aquí esta para besar su rodilla y quedarse junto a ella.

Lo miró y sonrió mientras le daba la espalda,
“no eres el que espero aun, no existe un café en tus labios,
y estas tomado…”

Aunque esperaba quedarse por siempre con ella,
el no estaba preparado para sus planes,
su desafio no sirvió de nada, el destino es mas grande.

Y así se quedaron sentados dándose la espalda,
Esperando por un café…

3 comentarios:

dark ikari dijo...

Buena historia sobre la incompatibilidad de parejas, el amor es solo cosa de encontrar la perfeccion en la pareja?o darlo todo y vivir feliz al lado del ser amado?.

No se aun no creo ser el indicado para encotrar esa respuesta tal vez tu si lo logres Lyla ;P.

Lyla Bokà dijo...

no, es mucho más simple que eso...
es lo más simple, hasta más que el café... pero es difícil cuando se espera.

A mi también me gustó :)

dark ikari dijo...

Entonces tal vez si aprendi algo con todos estos años amiga, gracias