sábado, abril 09, 2005

el cuento que nos comimos

Cuando somos niños tenemos tantas preguntas, tanta curiosidad, analizamos más las cosas que cualquier otro ser más grande... pues éste ya sabe bastante y nos lo puede explicar CASI todo.
Veo que los niños son más inteligentes a la hora de responder cosas que a los adultos les cuesta trabajo explicar, como por ejemplo: "¿Qué es el sexo?" o "¿De dónde vienen los niños?"... preguntas que a nuestros adultos mas queridos impulsan la creatividad... Qué derroche...
Debe haber una soberana cantidad de inventos, y no todos muy buenos u originales, ya que los niños no entienden mucho de metáforas, más bien se toman lo que les dicen literal-mente- imaginativa y en base a ciertas respuestas verídicas y discursivas de "Cuando un hombre y una mujer se quieren mucho..." prefieren creer que las cosas son como las muestran en los dibujos animados.

- Mira esa foto de cuando estabas en mi barriga... ¡Mami! ¿tú me comiste?
- Mami, ¿para qué sirven las toallas que se ponen en los calzones? ... Es porque sale sangresita cuando una no queda embarazada...
("¡Uy!... ¡como que más vale embarazarse pronto!")
- Mami... ¿cómo es que las mamás quedan embarazadas?... El papá le mete a la mamá una semillita por el "pipí"...

No está de más decir que yo me imaginaba el procedimiento tal y como mi querida madre me lo explicó, yo visualizaba a mi padre con guante y pinza en mano dispuesto a proceder... sólo que nunca supe dónde se coneguían las semillas y terminé por creer que había salas especiales de sembrado de niños en los hospitales, como una especie de huerto, sólo que los padres decidían si incubarlos en el vientre o en repollos...
(Hey! no está tan mal...
eso explicaba mi parecido con las "Cabage Patch Kids... ¡qué diversión!").

...Hasta que un día, cuando tenía mis 5 añitos, jugando con una amiga y un par de muñecos- hembra y macho- que en nuestro juego se acababan de casar:

Lyla -Ahora busquemos un hijo para ellos...
Ma.E' -Ya, pero primero tienen que juntar los pipís...
(...!)

Ma. E' - Además que los verdaderos nombres no son pipís, se llaman...

¡PLOP!


Todo parece indicar que a mi amiguita de 3 años y medio le dieron unas instrucciones más actualizadas que las que me dió mi mami a esa edad... pero lo bueno es que desde ahí entendí que los papás tenían semillas en el pipí... :)

(¿Qué les diré yo a mis bebés?)

Y ustedes, ¿qué cuento se comieron? ¿qué les explicaron? y ¿qué entendieron?