viernes, julio 28, 2006

estoy metida en tu sueño, te algo y no lo sabes, y te gusta, y es bueno.

¿es o no es? podría serlo ¿y qué?

ya se me olvidó lo que iba a escribir, pero supongo que no importa porque así todo funciona en la vida, mi abuelo tenía sus toques, tú haz lo que tienes que hacer y lo que ya no hiciste déjalo.


la primera pregunta que hiscariotte me hizo ( o una de las primeras... da lo mismo) fue la de si siempre soy tan críptica cuando hablo, y le dije que no, que cuando me leen, que en realidad eso de críptica me lo pusieron ustedes y por eso creo que se han acostumbrado a mi así. en todo caso, no se siente bien volver a hablar de mi porque parece que me estuviera justificando, o como dice mi titiritero: "haciendo como si, para mi público", lo que me exhibe como todo eso que no soy yo, pero que tranquilamente podría ser... y qué se yo... el punto es que hay que mentir para decir la verdad como en el arte, como lo define aristóteles, y por eso yo prefiero quedarme con el arte y con las definiciones antes que con la verdad.


no puedo decir lo que se entienda, porque soy un ser intraterrenal que da señales desde que nació, y a eso se debía la hilera de muñecos que iban desde el cuarto en el que se suponía estaba castigada, hasta la cocina donde estaba la que me había castigado: todo un puente sólo para entenderme con ella, y encontrarle un fin al castigo tan divertido que me había dado.


qué podré saber yo de ser humana... la principal razón por la que no quiero que me entiendan sino que me algo, es la de que este no es mi medio de comunicación, sino de artemisma... soy el egocentrismo de lyla desencarnado en la pantalla que se acaba de acordar qué era lo que ella iba a escribir:


gracias al voyeur y al hedonismo que hace que estés aquí leyendo esto a pesar de que no pongo las mayúsculas ni digo nada interesante y menos concreto, y a la apoteosis de mi timidez, he caído en un lugar que se llama... (espera, voy a preguntarle a google cómo es que se llamaba) (...google está muy ocupado vigilando el wide y yo me distraje unos segundos en el msn hablando sobre cómo veo el mundo después de las 5 de la tarde -si te interesa puedes preguntarme, eso es lo bueno del blog, y de paso me cuentas cómo lo ves tú-) se llama "Hedominio", y después de leer la definición que le dan al hedonismo en cualquier lado de internet pensé: "y después quién es la críptica...". Aunque es muy probable que tú sí entiendas... ¿por qué alguna gente gustará de complicarse la vida para mostrarse entendible?
Si cada vez que cuentas un sueño por lo raro que fue, no es que no lo entendiste, es que no lo analizaste (aunque no tienes que hacerlo para que te guste).


Mientras tanto deseemos que no se nos conviertan todos los placeres en virtuales. (Hedominio)


A mi me gusta Cortázar, supongo que a ti también... pero a mí me gusta porque es uno de los poquitos que me acolitan el juego. Dice que él podría escribir bien, pero que escribir bien es tan fácil y tan aburrido que... ¿qué tiene de especial? y encima, así todo el mundo se hace el que te entiende en lugar de disfrutarte (no, eso lo dije yo).


No sé si te diste cuenta de que ya regresaron las mayúsculas...
En todo caso, yo me quedo con que es arte lo que te algo.


Un día te despiertas y no te acuerdas de lo que soñaste, porque no sabes si aún te has despertado.


Y si ahora que lo has leído estás trastornad_, también puedes quedarte con la versión en la que te despiertas y no te acuerdas de lo que soñaste, y punto.

jueves, julio 27, 2006

tal vez no te recomiende leer este.

nadie entendió que yo no podía ser presidente porque estaba loca
digo, era extranjera.
digo, era jesucrista...
pero este país tiene la estima tan baja...
que se me parece a mí y lo amo así de horrible.

gracias por acordarte del aniversario de mi cosa esta llamada blog, el grano que no se puede reventar... ya no sé qué hacer con él, porque cada vez la gente pretende que sea más coherente con el espacio, ni siquiera le di un cumpleaños.
y te juro que por más crema que le ponga, sigue ahí y no crece y no se pudre, se mosquea de vez en cuando y hasta cucarachas, y no se hace del todo desagradable.
he querido despedirme tantas veces, pero al fin y al cabo lo que se va sólo se va, un día no está más como la mayúscula... y tal vez vuelva, pero el caso es que no se sepa, que tal vez algún día alguien se entere de que existió y que le pregunten a los posibles sobrevivientes de dicho episodio, ¿existirán? y tal vez responderán y todo puede ser.
he decidido hacer cosas más reales, como antes, quisiera volver a ser loca anónima, pero he engendrado un ser interpensante con la tecnología y debo destruirlo... el problema es que el ser me superó.
y no sé si es ya mucho frankenstein y reflexión... y esas cosas automáticas que me salen en clase, y no sé cómo me salen, pero les echo abajo toda su teoría de que una imagen vale más que mil palabras, porque si yo les dije casa todos se imaginaron una casa distinta...
¡y lo peor de todo es que se callan! y me miran, y no tengo nada más que inventarme,
toda acción es peligrosa, genera, y genera...
¿por qué de pronto la encargada del leccionario aumenta inconscientemente mis clases y cuando le digo que son sólo dos: aquí; y una: acá, no me cree?
quisiera pensar que le están gustando y no que los estoy hipnotizando a lo loky kaba...

entonces quiero decir la verdad y me convierto en mentirosa.
pensé cambiarme el nick y decirme mentirosa, hacerme el blog de la mentirosa,
pero la verdad es que no puedo mentir, y por eso me quedo callada.
mentira, a veces hablo de más... reconozco que hablo tanto de más que ya no sé qué decir y entonces digo la verdad.

¿a qué te recuerda esta vez?

en todo caso, es muy difícil ser loco en esta vida, por eso siempre tengo miedo, por eso pienso y no digo, digo y no hago, hago y me arrepiento.
me arrepiento... y todo es demasiado normal y eso para mi es un bloqueo.

¿será que sólo estoy para darte una idea?
pues esa idea no estará aquí, no la sacarás de aquí...
la sacarás de eso que quiero hacer, decir, pensar, tengo miedo, estoy loca, no me creas, crucifícame. (en este idioma haz clic en cerrar antes de que t...
sí, no explota... es un blog, tont_ , ¿qué esperabas?)

miércoles, julio 19, 2006

el ser relleno no es ser el relleno


Siempre le he tenido cierto reparo a la producción en serie... a la homogenización, a la centralización... a la comercialización... a la sociedad de masas... a la industria culural... y se me vienen a la mente todas éstas (y más) como titulares apurados en la televisión, con voces de "héroes urbanos" en un eco espectacular.
No es que crea que no debería haber tanto acceso... una muestra gratuita es lo único bueno que le encuentro a todo esto... pero una lógica enlatada que no sabe reciclar, enferma inevitablemente de compulsión que embestia y gasta a las personas.
A las muestras les echan el virus y las personas... son tan normales que se contagian sin darse cuenta.
Mi peor pesadilla fue retornar a la tienda y ver a mi lado otras docenas de Sussy Dog's que voltean a mirarme... y me dicen al unísono "Hola, soy Sussy Dog" y "quiero ser tu amiga"... "jijijijijijijijijijijijijijijijijijij" (observen las piernas de la mano que esconde algo y salta sobre el teclado a una por segundo en cada uno de esos 'ji') ... y al frente, otras veintitantas, y detrás de mí pisando fuerte en dos patitas para simular un "abrázame"...
Gracias a La Costurera todo eso fue sólo un mal sueño futurista. En teoría, serían ahora todas unas perras...
Yo estaba en otro lado... pertenecía a la mente de una persona menos normal, alguien que me puso junto a otras extraordinarias personalidades de felpa, todos con sus chistes e imperfecciones para parecernos de verdad a nuestros dioses humanos. Y eso sí, con la camiseta bien puesta: "Sussy Dog"... represento a mi equipo de una, no como estas jovencitas de hoy en día... ¡todas son unas Barbies!
Y digo... ¿qué tiene de especial ser una muñeca de plástico igualita a las otras, una imitación de mujer perfecta contemporánea con un par de pezones duros sin tetas? ¡y encima operados! Para mover a esas cabezas huecas (porque era lo único flexible que tenían) tocaba invertir en buenos comportamientos, osea, en estarse absolutamente quieto en la presencia de los padres durante algunos días para ver si te ganabas la tractomula de Matel en alguna matiné infantil... Así que ella las dejaba maniquiadas en el suelo, a las dos o tres que desgraciadamente le regalaron en su cumpleaños número diez u once, (señores... NO le regalen una Barbie a una niña que está a punto de graduarse de primaria...) sin esas piernas que no servían ni para pararse, eran perfectas modelos de la más creativa diseñadora de disfraces que yo haya podido conocer...
Lolo le iba a comprar un juguete... yo estaba echándome unas motas con los muchachos mientras la cajera no nos veía, de pronto se asomó la niña... era una manzanita con ojos, creo que no alcancé a inmovilizarme cuando apuntó a los míos... a mi cara de yo sé lo que estás pensando... río y dijo "esta". Y así con un ojo más grande que el otro, con unas pestañas sí y las otras no, el rabo de araña, el despeluque y la vagabundería, la cara grande y la manita que la hace bailar... curiosa no leas, diestra y aguada, hormiga en la nariz y antes de que esto se vuelva novela iré al baño a hacer una de esas pocas cosas para las que nos reservamos el derecho de ser diferentes... pero no es lo que estás pensando, persona, yo gracias a mi diosa estoy rellena de esponja.

domingo, julio 16, 2006

¿es tan fácil ser Presidente?

El día en que un bloguero ecuatoriano de nacimiento se lance a la presidencia,
tal vez dejemos de quejarnos en estas cuatro paredes virtuales,
discutiendo con fabulación sobre qué sería lo mejor para el país de Nadie.
Ya lo dije abajo: yo también soy como todos, pero con menos derecho.
IN-teli-gente IN-útil.
La esperanza es que se quiten lo IN y se den cuenta de que lo tienen... que está aquí afuera.
Pero tal vez este país es de los extranjeros... y lástima que yo sea tan residente.

viernes, julio 14, 2006

¿qué es lo peor de ser un nadie?

Esto de los blogs es un vacio, vecio, vicio... un vacío. Si no, pregúntenle a Eduardo, que se ha cambiado tres mil veces de cocina. ¿ Y ustedes creen que yo ya decidí qué comer?
Uno que no se cree digno de esta tanda de desocupados que acolitan la distracción… Bueno, hay quienes prefieren el aire libre, pero ¿te digo algo, querida? ¡Eso es imposible! Tanto como no hablar de queridas y queridos ¡y vecinitas! y vecinitos… Al fin y al cabo, todo histrionismo es más libre encerrado en un computador. Hoy en día nadie va al teatro callejero, más bien salen de ahí pensando qué postearé… qué postearé… “y me pongo esta foto, y me pinto esa cara, y… ¿en el otro blog, qué me invento?”. Sin darse cuenta de que al salir, están entrando afuera.
Está bien tomarse en serio las cosas inútiles, cuando lo inútil es simplemente lo que va contigo y no con el resto del mundo… Me da risa, cada vez son más los productos de la egolatría contagiosa, ahora otra amiga quiere cambiar su “tema” de blog… ¡si todos son personales! Eso de que me pongo en categoris trikilikis para parecer diferente es un mero miedo al qué dirán. Por ahí debe recaer el significado de esa frasecita excusadora de ve tu a saber qué pudiera pensar el otro: “no es nada personal”… ¿no?... es que… es que mira, pero no vayas a creer que… no, me malinterpretaste, es que yo no sé cómo decir las cosas, siempre he sido medio… ¡¿you know?! (Debería haber una opción para dibujar caritas en estas cosas… ¡hechas a mano!).
Pero ya no hay tiempo… en todo caso, esta parece ser la mejor forma de salir a la calle que nos queda.

Bueno, he reunido una serie de tonterías diarias para hacerme la que posteo casi todos los días, para ver si me dejan comentarios… pero repito, no tengo mucho tiempo, así que no esperen que espere que esperen que me crean. Todo el mundo tiene tiempo para sus idioteces. Por eso es que mis amigos son “todos estos idiotas” y los quiero.

Ya sé, del primer post mis propios comentarios serían que: pensándolo bien, el trikilikis no sólo deviene del miedo al qué dirán, sino del deseo (que es su amante contrincante) al ¡por favor, digan! Y del segundo post, mis comentarios vendrán en defensa de los idiotas contra los imbéciles, ¿y es que, qué? ¿un idiota no puede portarse como un imbécil, también? Como que nadie entendió que le dediqué el post a cualquier imbécil, para que se quede en idiota no más… y no porque yo sea tan imbécil como para ignorarlo también. Perdón, (y aquí mi arrepentimiento) Nadie sí entendió… en este caso Nadie es quien muy amablemente no dejó sus innecesarios comentarios. Apuesto que ahora te arrepentiste de dejar el tuyo… sólo porque leíste esa última línea y dijiste algo así como ¡qué horror! –jaja- mentira, pero en todo caso no quieres quedar como un estúpido cuando en este tercer post de lo único que se habla es de imbéciles y de idiotas. ¿Y te digo algo? Si no quedas como ninguno, ¡igual eres un nadie! No, pero ya, en serio, ¿qué es lo peor de ser un nadie?
Yo diría que ser como todos, porque en vista de que nadie puede responder, buscaré el diccionario y me daré cuenta de que Nadie y Cualquiera son mellizos.
Pero Nadie Ninguno Jamás se preguntaría qué piensa Cualquiera Nunca.
Yo sí... pero no espero Nada.

martes, julio 11, 2006

¿Cómo te metes, así de golpe, en un poema?

Creo que aún tienes suerte de no saber que te han leído, que te han citado, que te han metido lengua disfrazada de dedo, de sabores que no son los tuyos, de reírte con sus diagnósticos...
Pero ten cuidado, desde ahora, con lo que te gusta.

Jamás confieses lo que no te gusta, porque entonces, harás un disgusto común.
Tienes permiso para que te guste lo que a otros no,
pero ten cuidado de que otros sepan de lo que te gusta...

Confiesa que te gusta lo que no te debe gustar.
Confieso que me gusta que no te disguste saber mal.

¿Cómo te gusta lo que no te ha sabido de todas las formas?
¿Cómo te disgustó, de pronto, lo que te supo a todo el mundo?

Las únicas cosas que se degustan por sí mismas son las secretas.

Por eso, yo que no he tenido tu suerte, y que lo sé...
no me doy el gusto de decirte que me gustó.

sábado, julio 01, 2006

Para un imbécil...

Creo que deberíamos dejar de creer que el pensamiento es estático.
No hay nada que podamos hacer para no comunicarnos, además de desaparecernos...
La única manera de que sirvamos como seres que se relacionan entre sí con un fin común, o de que funcionemos como seres dotados de razonamiento, es permeabilizando un poquito nuestro cerebro.
Dejando de cobrarle la entrada a las opiniones de otro, liberando un poco la idea de que somos esto que somos y que por eso debemos comportarnos como nos comportamos... todo el tiempo. Dejarnos hacer y deshacer... y rehacernos.
¿Está prohibido cambiar de opinión? No... pero si cambio de opinión... ¿qué? ¿me vas a poner un condicionante? Sí... ¿no?
Si no hay nada que pueda hacerte cambiar de opinión, sigue pensando lo que quieras porque al fin y al cabo podrías estar disfrutando la idea de ser un imbécil.
OJO: un imbécil no es un ciego, mudo, sordo, cojo, retrasado, parapléjico, demente, maricón, etc. como se suele, junto a otros sinónimos, insultar a quien tiene siempre tacto de pensamiento.
Un imbécil es quien se cree insensible.
Todopoderoso, ganador irrevocable... que hace (o quiere hacer) quedar al otro (osea a mí, sí, a tí) como un menos; Y peor aún quien lo idolatre... pues llegará a imbécil y entonces no lo sabrá.
Sin más pérdida de argumentos,
las rocas que no sirven para ser utilizadas, sirven para estorbar.
Imbécil es una de mis palabras favoritas... por lo adaptable.
Si lo nuestro es pensar... (no importa qué)
lo nuestro es sentir no importa qué.
Pero lo nuestro no es lo tuyo y lo mío ni lo de tú y yo y todos ellos.
Y aunque lo nuestro no sea, lo nuestro es lo nuestro.
No extingamos, por una acción mutable, la vocación del ser humano.