miércoles, agosto 31, 2005

Generación loser...

El otro día me encontré unas jovencitas en el baño de Riocentro...

Cabe recalcar que por lo general yo tengo un tanque de reserva líquida y cuando voy a un baño público pueden pasar perfectamente dos turnos en los otros baños y en el mío se sigue escuchando: "psssssssssss...."; lo que me hace propensa a escuchar gran parte de todas las tonterías que se dicen en un baño de mujeres (ya ni modo... me toca).

Comentaban con esa voz de niña tenaz que sale más fácil si imaginas que tienes una piedra preciosa metida en la boca, por eso la volteas para un lado si vas a gastar palabras y lo haces con un acento exagerado y quejosito:

"jajaja a mí me viene a sacar en cara el celular... sorry pero ese celular es cholísimo, ni $30 dólares cuesta ese celular" "jajajaja qué loser ese man..." "sí, qué se cree!"


Bueno... cuando salí, las niñas seguían ahí. Tendrían casi 12 años, pero estaban maquilladas hasta las fosas nasales, vestidas como las típicas gringas estúpidas "populares" de las películas tontas, enrulándose los pelos, modelando frente al espejo, en fin... me fui.

Pero me fui pensando una vez más ¿a dónde vamos a parar? A nuestros hijos tendremos que darles una educación especial, sin reggetones ni nada de esas groserías y banalidades...
Me acuerdo que a esa edad no se sabía ni qué estaba de moda, recién sacaban los pantalones descaderados y algunas de mis amigas todavía paseaban con los ochenteros entubados, yo usaba unos jeans enormes que eran lo máximo; apenas sabíamos lo que era un beso o el maquillaje (que nos ponía la mamá de una de ellas para las fiestas - de 6 a 12- en las que se hacía una fila de mujeres frente a una de hombres y todos hacían el típico pasito a un lado, al centro, al otro...) y no teníamos ni la más pinche idea de lo que era un celular, ni siquiera lo necesitábamos...
Ahora, no sólo el que no tenga celular es un "loser", sino el que no tenga un BUEN celular, compréndase, uno caro. Y el plan fiesta es meterse en una sala oscura con un reggetón a hacer quién sabe qué alias baile, con todas las de la ley (las que la violen, por supuesto).

Supongo que fuimos la primera generación en sufrir la fiebre de ir a Riocentro para ver gente (sí, qué plan tan jarto...) pero por lo menos los objetivos de entretenimiento de los jovencitos de nuestra época trataban sobre socializar y hacer amigos... ahora no quiero ni pensar en los de las jovencitas como las que me encontré en el baño.

martes, agosto 30, 2005

ENSAYO SOBRE LA MUERTE



“…lo que es mas noble en la mente… dormir, morir... nunca mas…”

Hamlet – William Shakespeare.

El desarrollo de este tema nos motiva a buscar razones o posturas de diferentes ramas, entre culturas, corrientes filosóficas, religiones y escuelas psicológicas.

Desde siempre ha sido el mayor misterio de la vida, y presentado así, como parte de la vida misma; la duda se plantea entre la impotencia del acceso del saber. ¿Es parte de la vida, como punto intermedio o es conclusión?, el acuerdo final reposa en el misterio.

La muerte como saber inaccesible, provoca en cada uno de los seres humanos, el miedo. Todo aquello que reduce a la falta e ignorancia, provoca rechazo y miedo; de este punto parte el temor a la muerte.

En el proceso capitalista de occidente, se ha abierto un camino de utilidad a este concepto de temor a la muerte. A partir de esto se maneja “La cultura del miedo” de Fromm.

Tomando una mayor postura psicoanalítica, se muestra a la muerte como la conclusión del conflicto intrapsíquico que representa la vida, y al mismo tiempo al rendir cuenta de la falta en el sujeto, se interrelaciona con el registro de Real, provocando al miedo a la muerte como una motivación para la vida.

A lo largo de la historia, podemos notar dos posturas frente a la inminencia de la muerte. Una de ellas es el rechazo al proceso de transición a la muerte, que es el sufrimiento; viendo en este paso un castigo. La segunda postura es una visión ligada a las creencias religiosas de diferentes partes del mundo, siendo la muerte no un castigo, sino un descanso; lo cual podremos ligar a la postura psicoanalítica antes presentada.

Después de este recuento de posturas, es notorio el temor a la transición que representa la muerte, pero también se ve en ella un descanso sin importar la postura religiosa que se tome. Finalmente puedo hacer un resumen de todo lo dicho en un aforismo que planteo a continuación:

- Todos quieren ir al cielo, pero al final, nadie quiere morir en el intento.

Juan Carlos Larrea.

sábado, agosto 27, 2005

Se acabó la función

Tal vez sí...
tal vez no...
¿cuál es la tragedia?
Sólo somos actores...
Pero sobretodo somos un público demasiado ciego como para ver que todo lo que somos, todo lo que queremos ser, lo que decimos que somos, lo que creemos que el mundo piensa de nosotros...
TODO, todo eso, está detrás de una pantalla. De cualquiera: de la tuya, de la mía, de esta.
Y vuelvo a preguntar... ¿para qué sirve un blog?
Es que ya si yo no te visito, tú no me visitas...
si yo no te digo, tú tampoco... y no me avisas y no voy ¿Y qué?
Y nada... y cuando te descubren se pierde la gracia...
Quisiera volver al anonimato para decir sólo lo que tengo que decir y nada más.
No me interesa ya la promoción, no.
No tengo que ganar premios, ni perderlos...
No tengo que competir, no tengo que ser una ejecutiva virtual de mi propia empresa, ni relacionista pública preocupada por mi imagen que de hecho se perdió hace rato en algún otro sitio web... (¿dónde estoy?)
Es normal al navegar, perder una que otra cosita... si no es el equipaje completo.
No es que sea malo lo que hacen todos ellos, al contrario... bienvenidos siempre al lugar donde pueden seguir siendo lo que quieren ser, entreténganse los unos a los otros, quiéranse, ódiense, critíquense, ríanse... sigan sobresaliendo que es tradición humana el poder decir "yo soy más que tú", "yo tengo más que tú"...
Si a la final se van a encontrar sonrientes en la misma mesa, celebrando porque sí... o porque no... suena hasta divertido.
Yo no los he dejado de querer por eso, no... Imposible editar la emoción de los primeros días-fuera cual fuera mi motivo- el grandioso recibimiento que me hicieron, todos siempre tan lindos... las maravillosas personas que conocí (y desconocí) gracias a esto.
Pero ahora soy más difícil de lo que pensaba... ahora no soy nada y voy a dormir hasta que me canse...
Aprovechen este par de renglones, si es que hay forma de hacerlo, porque los próximos no los escribiré para ustedes, porque eso también es pura comilla... total, ¿de qué sirve ser actor sin público?
Ahora todo lo que diga no tendrá un pre-diseño guionístico que les vaya a gustar para que vuelvan pronto con carita feliz en fundita y todo... Si les gusta, volverán por ustedes mismos (por ustedes ¿quiénes?) y no porque lo vieron en compuvisión y es lo que se está usando ahora, porque todo el mundo sabe, y todo el mundo hace, y todo el mundo lee, y todo el mundo comenta...
Yo prefiero no ser como todo el mundo y por eso me hago la que soy así... ¡Bravo!
Gracias y hasta pronto, queridos amigos videntes.

El escenario está oscuro y vacío, pero por si necesitas algo, ahí siempre quedan los fantasmas.

domingo, agosto 21, 2005

Oye, Lyla...

encontré esto entre tus cosas, la verdad es que, como tu dices... qué tristes que son las hojas que dejas en blanco, como días que dejas pasar sin decirles hola. Pero ellos siempre están ahí, esperándote y marchitándose para que veas la vida que has perdido.

13 de septiembre de 2002
Teorías interesantes de Richard Bach en "Alas para vivir".

Tu apellido no es en realidad tu apellido sino tu segundo nombre.
Tu apellido es siempre un número: Lyla Bokà, 18.
Contar puede ser peligroso: cuando los números son bajos, uno sabe que no debe morir; y cuando son altos...
Sucede algo que se llama "Convición por abandono", es decir, seguir las reglas sin haberlas pensado, dejarse llevar por lo que se espera de ese número.

Si no aceptamos ninguna de las convicciones comunes, no podemos existir en el espacio-tiempo (...) pero no creer en la edad es no estar obligado a morir sólo porque cambien nuestros números.

Decidiste entonces "no medir la vida por los calendarios que has visto, sino por lo que aprendes".
Si tienes que pasar por algo, que sea por el impacto de descubrir el principio fundamental del universo y no por alguna fecha previsible.

¿Quién te dijo que hoy era un día cual de tanto, de tal mes, de tal año? Que la semana tiene 7 días... que existen cosas que hacen diferentes al uno del otro...
Para mí siempre ha sido todo sólo una línea de claro-oscuros, a la cual cortaron cada día y noche para crear un mecanismo de organización histórico-social.

Claro, si el tiempo no existe, ¿entonces por qué ustedes los humanos crecen y se hacen viejos?

Nuestra conciencia debería sentir la misma edad del cuerpo y la verdad es que la conciencia no tiene edad.
El problema es que como la mente no puede coordinar eso según las reglas del espacio-tiempo, en vez de inventar otras, renuncia.

No le pongas etiquetas a la edad... Si el cuerpo es la expresión perfecta de lo que pensamos del cuerpo, y si lo que pensamos del cuerpo es que su condición se relaciona con la imagen interior pero no con el tiempo, no tenemos que impacientarnos por ser demasiado niños, ni asustarnos por ser demasiado viejos.

Oye...

¿para qué sirve un blog?

sábado, agosto 20, 2005

el monodiálogo de la hojita

Introducción:

Nunca sé cómo empezar... y cuando sé no lo hago... siempre me doy cuenta de que empecé cuando ya todo ha terminado...

Les voy a contar algo, si quieren... no, bueno de todas formas se los pensaba contar.
Hace tiempos...
no,
Había una vez...
no, tampoco...
:S Miaaaaaaaaaaaaaaaaaaaau no sé cómo empezar otra vez... mejor dejemos que él empiece: ¿él? ¿quién es él? es la hoja... ¿hoja u oja? ¿el hoja o el ojo? Bueno... imagínense una hoja masculina que era amigo mío, y es, y hace tiempos no se soltaba de un árbol y se aparecía en mi camino, pero aún así ahí estaba... es mi mejor amigo ;) me lo llevaba a todos lados para contarle cosas o él se iba conmigo, yo solía convertir cualquier cosa en tinta para que llevara mi historia y yo guardaba la de él... entonces volvió hace poco a mis manos, quería que volviera a guardar su historia porque yo la cuido mejor que él, porque esa historia tiene también la mía...
En fin, creo que ya me deshojé. Ay, ¿por qué todo me rima?

Resumen de la Introducción:

Las hojas tienen vida, tienen vidas diferentes y también muertes.
Este es el presente de la historia de la mía.

Con todos ustedes...el monodiálogo de la hoja.

Ya... ya lo borré, ya no me gustó, ya no le pedí permiso, ya se acabó el tiempo, lo perdí todo, ya no me importa, ya hice todo mal, ya tengo que pedirle disculpas y no puedo, ya me desesperé, estoy interrumpida, estoy triste... nadie me entiende, los extraño a todos, los amo a todos. Quiero llorar... he fracasado otra vez. Nadie está cuando yo estoy, todos están cuando me voy. He perdido una cuarta parte del día tratando de hacer algo... Ya no basta querer, todos duermen cuando yo despierto. ¡Ya! ya voy, ¡cállense!
...Perdón. No puedo estar más tiempo frente a una pantalla.

martes, agosto 09, 2005

Back to School

La hipocresía ligada a la benevolencia, se sustenta con la conveniencia de la amnesia selectiva y evitativa del conflicto.

El escudo, la inercia…

La espada, la muerte en función de objeto circunstancial.

domingo, agosto 07, 2005

¿qué cabe en un sombrero de copa?

Llegó al bar el sombrero negro de payaso-mago que vagabundeaba por el centro de esta satírica ciudad (celeste y gris-amarillenta, celeste y estrellada tres veces, celeste y gris-amarillenta) con un extraño de pelo largo y afrochurro, quien no era un extraño en realidad, porque ya había pasado por estos lares... y, muy serio, se introdujo al mundo:
Hola... hola... hola... voy a tocar algunos temas míos, de unos compañeros, del señor Charlie García... y la idea es que me escuchen, espero que les guste... y luego, me dejan lo que ustedes consideren en el sombrero... porque, como ya han de saber, esa es la manera de vivir que tenemos los artistas callejeros...
Y después de deprimirnos un poquito con un tema de fondo toráxico psico-nuclear...
Bueno... el siguiente tema es muy especial, pues trata una pregunta que seguramente todos nos hacemos frecuentemente... y es... ¿DóNDE MORIRáN LA MOSCAS?
Claro... uno nunca sabe, las vemos en todos lados y de repente puede ser en la sopa, pero ¿las otras?... entonces aquí va, con mucho cariño...
"Moooscaaaas.... dónde morirán todas las moscaaaas... ¿quién es el campeón del peso moscaaa..."
Y yo no sé cómo explicarles... la gravedad de la voz, el fundamento de sus letras, el absurdo parecido que tenía con Pheobe la de F·R·I·E·N·D·S, a quien interpreté una vez en England con "Crazy underwear"...
y mis amigos, no podían en la risa evitar imaginarme componiendo un día la canción de los grillos: "Ellos pueden volar... y tú no".
La estupidez triunfa...
es verdad.

sábado, agosto 06, 2005

Elite

Lo siguiente son las líricas de una canción que compuse hace un par de meses, la intención de publicar esto es la de mantener un sentido de partencia al medio que me acoge a la presente difusión, supongo que quedaría en registro como un pseudo-poema. Espero que sea del agrado de aquellos que deje esto incógnitas sobre su significado; y también seria de mi agrado que aquel que lo descifre este gustoso del resultado.


Elite


El asesino del mundo y su niñez,

Va quemando deseos en su sien,

Y destruye a su paso (mira bien)

Como se va, como se va

La elite…

Va pisando las cruces de mantel,

Y se pasa de giras en la paz,

Crea su ministerio…

Como se va, como se va

La elite…

Y en sus pies,

Espejos y flores,

Reflejos en la pared.

Y en el fin,

Muestra sus colores,

Efectos de plata en ti.

El se viste de seda en el andén,

Va creando misterios en su haber,

Devorando los mares…

Como se va, como se va

La elite…

jueves, agosto 04, 2005

Principio del Pavo Real

Un objeto con una función servo-tecnológica, que en su posterior posesión pasa a primar la función estética-imaginaria, pasa a ser una prótesis fálica o elemento de compensación.