miércoles, enero 26, 2005

Agítese antes de usar

Una vez más, a bajas horas de la madrugada... estaba frente al espejo del baño. Frente a ese al que a veces se le tiene miedo... ese que se pone angustiador cuando sólo una niña se resiste a dormir como todos los demás.
Tengo un miedo ochentero, es verdad... un miedo a lo que mi imaginación le pudiera aumentar a la memoria de las historias de terror, a que, estando en el lugar más común y silvestre, algo inesperado suceda.
Y estaba casi desnuda frente al espejo probando un 'equis cosmético' que seguramente se le había quedado a alguna amiga de mi hermana cuando se quedó a dormir, o tal vez era de ella... pero lo importante es que era una vez más la oportunidad de una primera vez.
Y estaba a punto de acabarse la oportunidad, de vaciarse el frasco, entonces sólo lo usé... y luego leí los términos de uso (je... sí, ya sé). Finalmente llegué a lo que decía "NUEVO! Agítese antes de usar"...

Vuelvo a repetir que mi baño está embrujado; y que si ustedes lo sintieron también, me disculpen por la travesura...

Cuando las campanitas de viento -de otros vientos que jamás suenan en el baño...- en ese momento empezaron a tocar, yo sentí que el fantasma se me In...sublevó... pero era un simple temblor.

Tengo un miedo ochentero...
Y desde la primera vez uno se queda con esa sensación de hamaqueo y remezón y zon meré o qué ma, ¿ah?

Lo mejor es cerrar los ojos y ver... que ya pasó.

¿Dónde estás cuando ella nos agita antes de usar?

viernes, enero 21, 2005

todos tenemos un chancho...

Iba a hacer el post de las hormigas... pero antes aprovecho que ayer se me cruzaron los chanchos en un "debate" que se realizó en el MAAC.

Después de todo un análisis sociológico, político y psicológico (muy artístico... o tal vez muy no- artístico) del "fenómeno" de los chanchos... sólo me complace presentarles algunos comentarios que se pudieron oir ahí... y conclusiones que tal vez nunca se oirán en los "mass".

"Ese no es mi nombre al revés... y yo se los dije, pero como los medios editan todo..." -Daniel Adum (el "responsable" del pánico que hace algunos meses invadió Guayaquil por la prescencia de unos chanchitos pintados en gran parte del sector público).

Analicemos la responsabilidad del muchacho desde su testimonio...
Él se encontraba como cualquier otro ciudadano con buena familia, sentado en la mesa del comedor, hablando sobre un urgentísimo "disculpen" por el desastre malinterpretativo que su fabulosa idea (que por cierto era "no-idea") había causado en la ciudad.

Cuando en realidad eran los Latin los que debían temerle a los chanchos, los jóvenes ya no aceptaban la verdad : "no mamá, te dijeron mal, no es un pintor, no es una publicidad, en verdad nos van a matar a todos, me dijo Fulanita que tiene un amigo que es amigo de los Latin y le dijo que tuviera cuidado porque van a violar a un poco de peladas".

Guayaquil Imaginario no es un cuento... es el lugar donde decidimos vivir por no querer saber acerca del otro como legítimo otro.

Ahora, ¿qué importa si el muchacho quiso hacer un arte con o sinceptual, si manchó las paredes, si por su culpa pasó todo eso que tocó el debate?
... Pregúntenle al gobierno, pregúntenle a los medios...
Porque parece que para ellos más importante es que el joven se retracte de su "bandálico acto", pague la multa y que por favor ¡sea invitado a nuestro programa! Nunca habían buscado a otros graffiteros para que limpien la ciudad y paguen la multa, y ahora que este les cayó -de casualidad- es más importante eso que apoyarlo con su idea de arte no-arte para hacer un chancho de espejo gigante en el que SE REFLEJE el trastorno de nuestra sociedad.

Pregúntenle a los que se enloquecen por fascinar... por presentar lo que escandaliza...(pregúntenle a Daniel de dónde provenían sus 25 llamadas perdidas) si de casualidad averiguaron la verdadera causa del fenómeno, si de pura casualidad hicieron un análisis de las consecuencias... o si, tal vez, presentarán una reflexión acerca del tema... O perdón, si los editores dejarán publicar la que algún Sinnombre se tomó la molestia de preparar.

Amigos y amigas... estamos viviendo una dictadura y no nos importa.
Y no nos importa, porque tenemos dónde refugiarnos...

Algunos se emburbujan en un rumor... algunos se emburbujan en un clichè.
Algunos se emburbujan en una moda, causa-efecto o actitud... algunos se emburbujan en una sustancia adictiva.
Algunos se emburbujan, se pinchan y se explotan... se hacen más allá.

Algunos nos emburbujamos en un blog... y nos vemos obligados a ser emburbujados por los estereotipos, y no por lo que en realidad somos...

Lo que yo me pregunto es si nos quedaremos en nuestra burbuja para siempre, tan flotante y de colores... o si saldremos alguna vez a expresarnos... si tendremos el NO-miedo para decirle NO a todo el que contiene el poder en una botella de "shampoo" con la que se dispone a callarnos... porque le pagan por eso.

Tal vez haciendo una protesta "no-protesta", tal vez si dejáramos de creer en ellos... para creernos algo más, para tener de qué creernos.

"First they ignore you.
Then they laugh at you.
Then they fight you.
And then you win".
- Ghandi.





sábado, enero 15, 2005

Quisiera no tener que escribir esto.

Quisiera no tener que pensar en esto... quisiera no tener que pensar que después de mí lo van a pensar otros...
Quisiera pensar que el mundo no se va a acabar un día para nosotros, que el mundo empezará otra vez para los que injustamente tendrán que pensarlo también.

Con todos estos desastres que han venido pasando las últimas dos décadas que me tocó vivir, me parece que la naturaleza nos ha venido devolviendo el trato que le hemos dado, o mejor dicho, el que no le hemos dado.

Estamos acostumbrados a vivir como nos ha tocado, a preocuparnos sólo por nosotros mismos... y me estoy incluyendo, porque al menos no se me ha contagiado la costumbre ecuatoriana de quejarse y hablar de "la gente" como la culpable del problema... ¿acaso esa gente que habla de la gente, no es gente también?

El problema es que no importa cuál fuere el problema, estamos poseídos por una epidemia de pesimismo, quemeimportismo, nosepuedehacernadamismo... y lo que tienen en común todas estas "enfermedades" es justamente el "mismo".

* Mismo,ma: Que expresa identidad o paridad: con sus mismas palabras // Semejante: yo mismo // Lo mismo, la misma cosa. // Dónde mismo, en el mismo lugar. // Por lo mismo, a causa de ello, por esta razón. // Así mismo, de esta manera. También. // El mismo, locución empleada para corroborar la identidad de una persona.

Identidad, amigos, identidad... ¿qué es la identidad para ustedes?
Se los voy a decir en su mismo idioma: "¿Qué mismo?"

No es que quiera decir que tenemos la culpa, sólo que nos hemos dejado dominar por lo que se supone que debemos hacer para sobrevivir... "ya no nos queda otra".
Y hasta ahora nada ha podido contra el poder de la ambición...
Ni el Che, ni Jesucristo, ni Ghandi, ni Martin Luther King, ni el comunismo, ni las manifestaciones hippies, ni dios, ni demonio.
Y si ninguno pudo, ¿qué vamos a poder nosotros?
Entonces nos preocupamos por lo que nos toca preocuparnos... aún sabiendo que preocuparse no es pensar "qué mal" ni deprimirse, ni amargarse, ni mucho menos desinteresarse...
Pero los jóvenes estamos desencantados del desencanto, de verdad, ya no nos importa, o creemos que nos importa porque tocamos estos temas en unas teclas para que el mundo nos escuche, o para ver si nos escucha, inclinándonos más por que no sirve de nada.
Aunque no creo que los personajes que mencioné anteriormente hayan vivido para nada... sean recordados por nada, hayan muerto por nada, y aún así se ganaran el respeto de "la gente" que los admira, que quisiera ser como ellos, pero que primero se mueren del miedo antes de morirse.

¡Qué linda la ambición! después de todo no resultó tan mala...
¡Qué lindo el sarcasmo y la hipocresía!
Qué bueno que exista el hombre más rico del mundo que no sabe ya qué hacer con la plata...
Qué bueno que haya a quién darle una mano para que la muerte no le sea tan triste... ya que para vivir no le alcanza.
Qué entretenido es ver cómo las personas gastan casi todo su capital en una discoteca mientras hay niños tratando de vender una rosa en las calles.
Qué entretenido es pensar que se acabe el mundo mientras me haya divertido.

Qué bueno es tener problemas para pintarlos de oportunidad y dificultades para ser derrotadas y no dejarnos vencer sólo por haber hecho poco y nada.

Bueno, al menos la naturaleza está haciendo algo por nosotros...
Tiene árboles en sus montañas para fortalecerlas con las raíces...pero los talamos... y los talamos todos los que no hacemos nada por que no se talen...y se nos derrumban los proyectos... y nos matamos sin querer.
Sufrimos porque se incendia un bosque de pinos... y lo tratamos de apagar, y nos morimos por apagarlo... y de todas formas no lo pudimos apagar... Luego se apaga sólo, los frutos explotaron para entregarse a la tierra... luego llueve, nos quejamos, pero crecen nuevos pinos.
Y no sabíamos que la naturaleza no necesitaba de nada para recomponerse, ni a un humano para sobrevivir... que la naturaleza y nosotros ya no pertenecíamos al mismo concepto.

Yo me acuerdo cuando el agua no tenía precio.
Yo me acuerdo cuando Ecuador era un país feliz.
Yo me acuerdo cuando no había tanta miseria.
Yo me acuerdo cuando la vida era más sencilla.
Yo me acuerdo cuando era niña y pensaba que cuando mi mamá no le daba una moneda a un niño porque no tenía plata, era tan simple con acudir a la familia Automático: esos robots generosos para papás en apuros, que todos se llamaban Cajero.
Yo me acuerdo cuando no entendía por qué me decían que había niños muertos de hambre en otras partes del mundo, sólo porque no me quería tomar la sopa, y yo respondía "¡entonces que se la lleven, se las regalo!".
Yo me acuerdo cuando tenía el concepto correcto de la palabra "sacrificio", que era no sufrir por nada sino ceder a los demás.
Yo me acuerdo y me seguiré acordando, aún sabiendo que no me sirve de nada acordarme sola.

¿Por qué el tsunami se llevó la civilización y no a los seres que llamamos irracionales?
¿Será verdad que en 30 años no quedará gota de agua en Europa?
¿Cuántos años de vida le ponen al pequeño Ecuador... 3, 4, 5... 10?

Y yo que pensaba un día tener hijos, sin reconocer que contraje el fenómeno del "mismo", pensando en mí y no en lo que les podría ofrecer a ellos... en un mundo donde el amor no es suficiente.

De verdad quisiera no tener que escribir esto... en lo que estaba tocando cuando en la reunión de ayer todos bailaban al lado y tomaban cerveza y se estaban divirtiendo.

Pero lo que sí quisiera es saber si ahora están conmigo o con el resto de la gente, porque aunque no sirva de nada, tal vez empecemos a hacer algo... NOSOTROS, los mismos.

viernes, enero 14, 2005

Novedades

Como se podrán dar cuenta... ¡ya podemos garabatear la mesa sin que los manden a limpiar! (o a hacer planas de "no garabatearé la mesa nunca jamás", o llevar una nota en la agenda a la mamá, o puntos menos en disciplina, o un sello de cara tizte en la frente).
Espero que participen en esta primera ronda arcoiris ;)

Les cuento que contar_con_todo, mi intento de blog de cuenta cuentos que no había tenido mucha acogida en la juventud de hoy... Tal vez ahora la tenga, porque desde ayer no sólo pueden publicar ahí sus maravillosos cuentos, sino que también pueden formar parte del cuenta-tag "continúa el cuento".
Así que, mis queridos contadores, ya contaremos entre cuántos podemos escribir un nuevo cuento, que será publicado, por supuesto.
Todo depende de ustedes... ¿qué tal? Ya, vamos... ¡cuenten! que me muero por leer.

Por otro lado... ¿se acuerdan de Mariela?
(No... esa no... ay, ¡qué mentirosos! si nunca les hablé de ella...).
Es una compañera que fabrica una tinta con un saborcito tan especial, que acabé convenciéndola de postear: amores de emergencia es la nueva receta que Mariel nos ofrece en el mercado blog.

¡Buen provecho!

miércoles, enero 12, 2005

me da miedo entrar a kinder

Igual que hace 18 años... la ves llorando sobre mí desesperadamente, no sabe qué hacer con su vida... para qué estudió algo que no le gusta y por qué debe terminar una carrera cuando quiere ejercer otra que no puede porque no da grandes frutos económicos... Entonces le iría peor... Porque quiere trabajar pero así no podría estudiar, o haría las dos cosas pero no podría dedicarle tiempo a lo que le gusta...

- (snif snif) NO sé qué hacer con mi vidaaa!
- A ver, a ver, la tengo, ¿dónde la ponemos? ahí... no, no, mejor debajo del colchón... no, después cuando arreglan la cama...
- Buaaaaaaaaaaa :`(

Por lo menos se le pudo decir algo más original, no lo que todo el mundo le diría:
"Las cosas se van dando poco a poco..." "el destino..." "la vida..." la LALALALA!!!

¡No! ¡Si lo que importa es que sea feliz!

- Odio ser grande...
- Tú misma lo has dicho... No te arrepientas de aprender.

domingo, enero 09, 2005

Las Flores

A veces parece que la manera más sencilla de olvidar los problemas es cerrar los ojos para siempre.

Cuando alguien muere, no podemos hablar de nada… sólo acompañar el dolor de los que se paran delante de un cuerpo inmóvil y decirles frases acerca de sentir, pero sin saber qué sentir realmente. Una sensación fría… o caliente, depende tan sólo de cuántas personas asistan, de qué tan reconocido sea ese cuerpo que ya no tiene sentido.
Sin embargo, los sentidos se enredan en los ojos de quienes lo vieron pasar junto a ellos… y algunos lloran por fuera, y otros adentro.
Una mezcla de perfumes y rosas blancas y violetas, la naturaleza sobre lo inerte, dándole el significado que no le dimos en vida a un ser que ya no es.
Y no sabemos a dónde van los ojos cuando se cierran… sólo nos quedamos quietos, vestidos de negro, acompañando los sentimientos que se van detrás de un cajón.
Qué extraño debe ser morirse y no percibir los olores, qué misterio es estar vivo y acompañando; saber que no se sabe nada, creer las palabras que salen de la boca del espíritu y dar consuelo con manos invisibles.
Comprender que la vida es tan frágil, y la muerte… algo impredecible, una espera sin relojes y sin pies.
Pero mientras se está ahí, saludando a los vivos y conociendo gente… esos ramos con los que despedimos el cuerpo, esas vidas quietas que no tienen conciencia, parecen comprenderlo mejor que nosotros.

lunes, enero 03, 2005

Y algo pasó...

Yo que sol ía,
olvidarme del mundo
con naturaleza,
que cada vez que me pesaba
la ciudad en los hombros,
lo iba a visitar...

Una mano en el lente
la otra en el botón
que exclaviza el sountrack.
Un encuadre imperfecto,
un peinado despeinado,
y la brisa al lado...

Un paisaje interminable
y en un momento inesperado,
él me acompaña.

Una playa fría, fría,
una bebé increíblemente expresiva
que hace boca de pescado y pirañita
que me recuerda la mía...
Entrega total al Dios Inca
sentirlo en la superficie,
bikini de piel.

Un aire manaba,
un estilo de playa,
una vida tranquila
un alma de sal.

La historia de un loco
y la luna,
unas ganas de escribirle,
"...y que no se me acaben las piedras
para tenerte siempre en la arena".

...de a-mar.

Una invasión de agua
caliente caliente
una suciedad con sentido
con sabor a mi, a él
y la espuma que va
cayendo en los pies,
masturbando la soledad.

Y entonces algo pasó...
ahora tú estás conmigo.