viernes, enero 21, 2005

todos tenemos un chancho...

Iba a hacer el post de las hormigas... pero antes aprovecho que ayer se me cruzaron los chanchos en un "debate" que se realizó en el MAAC.

Después de todo un análisis sociológico, político y psicológico (muy artístico... o tal vez muy no- artístico) del "fenómeno" de los chanchos... sólo me complace presentarles algunos comentarios que se pudieron oir ahí... y conclusiones que tal vez nunca se oirán en los "mass".

"Ese no es mi nombre al revés... y yo se los dije, pero como los medios editan todo..." -Daniel Adum (el "responsable" del pánico que hace algunos meses invadió Guayaquil por la prescencia de unos chanchitos pintados en gran parte del sector público).

Analicemos la responsabilidad del muchacho desde su testimonio...
Él se encontraba como cualquier otro ciudadano con buena familia, sentado en la mesa del comedor, hablando sobre un urgentísimo "disculpen" por el desastre malinterpretativo que su fabulosa idea (que por cierto era "no-idea") había causado en la ciudad.

Cuando en realidad eran los Latin los que debían temerle a los chanchos, los jóvenes ya no aceptaban la verdad : "no mamá, te dijeron mal, no es un pintor, no es una publicidad, en verdad nos van a matar a todos, me dijo Fulanita que tiene un amigo que es amigo de los Latin y le dijo que tuviera cuidado porque van a violar a un poco de peladas".

Guayaquil Imaginario no es un cuento... es el lugar donde decidimos vivir por no querer saber acerca del otro como legítimo otro.

Ahora, ¿qué importa si el muchacho quiso hacer un arte con o sinceptual, si manchó las paredes, si por su culpa pasó todo eso que tocó el debate?
... Pregúntenle al gobierno, pregúntenle a los medios...
Porque parece que para ellos más importante es que el joven se retracte de su "bandálico acto", pague la multa y que por favor ¡sea invitado a nuestro programa! Nunca habían buscado a otros graffiteros para que limpien la ciudad y paguen la multa, y ahora que este les cayó -de casualidad- es más importante eso que apoyarlo con su idea de arte no-arte para hacer un chancho de espejo gigante en el que SE REFLEJE el trastorno de nuestra sociedad.

Pregúntenle a los que se enloquecen por fascinar... por presentar lo que escandaliza...(pregúntenle a Daniel de dónde provenían sus 25 llamadas perdidas) si de casualidad averiguaron la verdadera causa del fenómeno, si de pura casualidad hicieron un análisis de las consecuencias... o si, tal vez, presentarán una reflexión acerca del tema... O perdón, si los editores dejarán publicar la que algún Sinnombre se tomó la molestia de preparar.

Amigos y amigas... estamos viviendo una dictadura y no nos importa.
Y no nos importa, porque tenemos dónde refugiarnos...

Algunos se emburbujan en un rumor... algunos se emburbujan en un clichè.
Algunos se emburbujan en una moda, causa-efecto o actitud... algunos se emburbujan en una sustancia adictiva.
Algunos se emburbujan, se pinchan y se explotan... se hacen más allá.

Algunos nos emburbujamos en un blog... y nos vemos obligados a ser emburbujados por los estereotipos, y no por lo que en realidad somos...

Lo que yo me pregunto es si nos quedaremos en nuestra burbuja para siempre, tan flotante y de colores... o si saldremos alguna vez a expresarnos... si tendremos el NO-miedo para decirle NO a todo el que contiene el poder en una botella de "shampoo" con la que se dispone a callarnos... porque le pagan por eso.

Tal vez haciendo una protesta "no-protesta", tal vez si dejáramos de creer en ellos... para creernos algo más, para tener de qué creernos.

"First they ignore you.
Then they laugh at you.
Then they fight you.
And then you win".
- Ghandi.





No hay comentarios.: