sábado, octubre 15, 2005

empirismos imaginarios

Mi respuesta a la pregunta de por qué somos tan grandes siempre ha terminado llamándose "El Cereal".
A pesar de que a los interrogadores les ha parecido gracioso complementar su duda con el viejo chiste de "¿qué les dan, balanceado?" (muy malo, por cierto...) Quisiera plantearles la metarespuesta que deriva de la cópula de ambos sinsentidos:

Puede que seamos conejillos de indias... y que los científicos me quieran matar por esto, pero comparen un poco las generaciones de antes con las generaciones del cereal PRO vitamínico.

¿Qué digestan, consumidores?

No hay comentarios.: