lunes, julio 11, 2005

Quiero disparar mi silencio



Ya uno que otro se está preguntando qué ha pasado conmigo… ya es un síntoma que yo misma he contraído. Me alegra y no me alegra, porque gracias al virus masivo me estoy deshaciendo de todo síntoma.

“En la cultura de masas la gente se vuelve deshumanizada, insípida, llevada por la ansiedad…” (Rosenberg).

Tengo un amigo (roedor-volátil-asiático que huele a menta con miel) quien tiene una teoría de que uno es como maneja.

Y yo… yo estoy cambiando… yo estoy a punto de poner un letrero que maldiga a todo el que me pite… pues me estoy cansando de no detenerme del todo en donde dice PARE porque la vía está libre.

Ya no quiero ser una parte más del gran ruido urbano, ese que nos ha dejado sordos cada vez que alguien golpea la ventana o va a cruzar la calle o saca la mano para pedir permiso o nada, ¡nada!
Vamos a prisa y sin prisa, atropellando sin importancia, aprovechando quién sabe qué cosa que no tiene el otro el día de hoy para dejarlo atrás.


Y nunca falta el que se siente bobo porque lo pasan.


Compitiendo por gastar menos tiempo, pero siempre esperando a que se nos esté haciendo tarde para salir a la gran carrera de crecer, reproducirse y morir.
Leyes de la vida… deben ser cambiadas en el afán absurdo y paradójico de la gente de hoy… para la que ya no hay leyes tan buenas como para no romperlas.


Y debe ser ese acto inconsciente del otro conductor del virus el que me hace poner ojos asesinos en el retrovisor donde solía escribir todos los días cosas como “es tiempo de parar, para tenerlo siempre”.


¿No te cansas de que Navidad llegue sin darte cuenta? ¿Que estoy exagerando…?

Estamos a mitad de año, jovencit@...
La próxima vez que aceleres pregúntate para qué te sirve.



Al menos yo voy a ir despacio porque tengo prisa, voy a cambiar el ruido por la melodía y no voy a seguir gastándome la vida en el afán porque por parar recordé que “lo que uno es no se gasta”. Y la vida, creo que voy a diferirla… sólo espero que este reciente síntoma no me haga, como todo el mundo, dejarla toda para el final.

No hay comentarios.: