sábado, diciembre 17, 2005

humildes las cosas

¿qué es lo que hace que de un momento a otro sedamos nuestro ego al sistema "nosotros"?
...que perdamos la vergüenza, que abracemos a un desconocido, que lloremos por esos otros que solíamos tener apartados de nuestra lista de llorar, o simplemente que lloremos despues de habernos rehusado a hacerlo... no buscar un motivo y dejar que entre el sentimiento a nuestra casa personal, después de haber ridiculizado esas "convivencias" o como se quiera llamarlas.
En mi caso... bueno, "la mostaza".

El tiempo diciéndome Diciembre, oye, diciembre más del quince, casi veinte, cuatro y veinticuatro y cuántos regalos no has comprado... y es mejor que lo hagas ahora porque no tienes tiempo y porque tienes que trabajar y estudiar entresemana y porque los últimos días son los de peor sofoque comercial y por qué a estos se les ocurre hacer esta tontera hoy, el único día, idolatrado... (y añidámosle la hipocondría excusatoria: es que... la familia, el doctor, la regla, los trabajos pendientes, el libro, el carro, la novela... -yo que sé-) todo lo que nos hace creer que perdemos el tiempo en las babosadas.

De pronto, me dejé responder:


  1. Precisamente por eso lo hacen ahora, porque quieren que te desestreses de toda esta época.
  2. Definitivamente los gringos nos han complicado la vida, si Navidad es algo tan simple como el cumpleaños de Jesús...
  3. Y los regalos en otros lados se dan el 6 de enero, o el día de Reyes...
  4. Además son regalos simbólicos...

Está bien... me quedé.

Escuché los comentarios burlones de mis compañeros burlones porque qué más... "yaaaa... que tienes que llorar... llora-llora-llora...". (¡Ay... antipáticos!-por no decir... otras cosas- no dije nada).

Y después del terremoto, y durante y antes también, me sentí incómoda... no me funcionó la fé y el sentido de la verdad que normalmente me funciona en el escenario (donde hay respeto) ... así que no me metí en el personaje y me quedé en la tercera persona de la imaginación.

"Mientras más lo actúes mejor", el chiste es no sentirlo... perfecto... siempre es más fácil actuarlo como en la televisión, y hacer como si tienes ganas de estar ahí con la sonrisa de foto, o de close up (la cámara, y la pasta también).

A lo mejor eso es lo que les pasa a todos... con tanta exigencia mediática y social, qué difícil es sentir...

(este es un ejercicio para los sentidos, si les da vergüenza ajena, no lo intenten en sus casas).

  • aíslate, golpea una almohada y dí: tengo rabia, tengo rabia, tengo rabia... (aunque no puedas de la risa...) dale cada vez más fuerte hasta que duela y ya no quieras tener rabia.
  • ahora ponte las manos en el corazón (piensa qué cursilinada...) y di "in creshendo": estoy triste, triste, triste... que te escuches tú, que te escuche yo, que te escuche el viento y que te escuchen por allá en las estrellas los liliputienses... hasta que realmente estés aburrido de estar triste.
  • ahora llama a tu padre... hasta que te canses de llamarlo... (¡claro que no tiene que estar! cabe recalcar que estás solo en algún rincón del mundo).
  • detente...
  • ahora a tu madre... ("que de ahí viene la vida...") llámala hasta que no puedas más...
  • siente un momento lo que sientas...
  • ahora lámate a tí, a la niña o el niño que fuiste, luego al adolescente, y así hasta llegar al que eres ahora... (como si estuvieras de espaldas frente a ti) (...aquí se pone un poco más bizarro y chistoso el ejercicio).
  • medita un rato...

...no sé qué pasa, pero si lo permitimos, todo se vuelve más real que un juego de la mente.

Y entonces comprenderás... (qué cosa, ni idea) pero lo importante es que pasen cosas por ahí, que sin ningún motivo o interés raro te saluden y que sea normal llorar o reir... o compartir, y así dejarnos de tonteras... y dejarnos afectar.

R/... es tan simple.

Ppost. Lo del principio no es cuestión orto-grafía, es un cedamos a la s de mariel, quien llamo a todo esto "retro-seda".

4 comentarios:

Mariel dijo...

¡Bien Camililla! Qué bueno saber que esa sencillez de espíritu se dejó ver en “RETROSEDA”, parece mentira que el hombre tenga que crear espacios con nominaciones que deberían ser naturales en el ser humano…
Aquello de “convivencia”, por ejemplo… Vivimos con nuestros padres, hermanos, amigos, sin convivir…, relacionándonos con sus fantasmas y con los del medio que, a ratos, nos exige y reclama maquillar con excusas, sonrisas mal dibujadas, pretextos, obsequios, aquello que grita su decadencia, su agonía… El tiempo que se fuga de nuestras vidas nos reclama convivir…, conocer al otro, por eso nos asfixiamos cuando nos falta.
Gracias por tomar en cuenta lo que “Ciudad del Perdón”, reconciliación con la vida, significó para mí.

Lyla Bokà dijo...

De nada Marielilla, gracias por entusiasmarme a ponerle mostaza... y quedarme al fin con el sentido.

Lyla Bokà dijo...

Qué pena que quedemos tan poquitos...

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. mitsubishi Hear funny cell phone answering machine send flowers http://www.provider-dsl.info hot naked milfs Fee financial only planning Different birth control pills marvelon alesse yasmin propecia order New hampshire state farm life insurance rate history 1982 cadillac seville