miércoles, abril 12, 2006

Preso en Mí

Ayer estuve preso en una jaula de oro y a mi alrededor encontré burbujas de sangre que me llamaban a gritos, pero yo no las escuché. Ellas también estban presas, porque estaban junto a mi. Cuidándome de mis recuerdos y regalándome más. Mi cabeza estaba tonta y no reconocía la verdad que yo mismo me escondí...Hoy, que la conozco, ya no entiendo en que me convertí siguiendo mis pasos y recorriendo caminos dibujados con lápices de colores prestados...no comprendo quien soy cuando aparezco y quien soy cuando me voy...Hoy, que tengo al viento como aliado y confidente, me entrego por completo a mi alma que sigue callada...que sigue esperando...que sigue cantando sin voz...que le sigue componiendo al corazón.

No hay comentarios.: