domingo, junio 14, 2009

Diario de una loca: el proceso.

Bienal de Cuenca. 2007
Es difícil nada más tener que enfrentrarse* a la propia realidad, y perndonar* a los que no… ¿comprenden? Pero una vez que te enfrentras tres veces a ti misma comprendes que comprender no es tanto estar con el otro desde el otro, sino desde uno mismo… Es algo así como el proceso de identificación, algo así como ver que alguien “no está en sus cabales” y dejarse tocar por él, o por ella. Es ver la inocencia fuera de un niño como si estuviera ese niño ahí, y no burlarse de ella, de la inocencia, del niño o de la niña, es ver… ver a través. Es difícil comprender también que sólo ves cuando entiendes, no entendiendo, y dejándote sentir como un ciego, y ver lo que ven los otros, pero diferente, de una mejor manera: inocente*.
Esa niña me ha enseñado muchas cosas, pero he tenido que crecer para yo enseñarle a ella otras, como la de que no puede confundir la inocencia con la realidad, la de no confundir nada con nada, ni apegarse a ello.

Todo comenzó cuando pensaba en exceso…
14/06/09
04:19 AM
----------------------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------------------------------------------
GLOSARIO

  • Enfrentrarse: encontrarse frente a frente, accidentalmente,
    sin intención de pelear.

  • Perndonar: cederle uno de tus clavos a otro.

  • Medicadicto: empeñado en medicar, como la bendita solución.

  • Conduzcen: que te conducen cuando te pueden conducir, cuando pueda que te conduzcan, pero todo queda en la sóla posibilidad de eso.

  • Inocente: In: sin. Ocente: de ojos en la mente.

No hay comentarios.: