sábado, junio 27, 2009

Diario de una loca: pasaje I (A.C.)

"Sus piernas flaquearon, y lenta y pesadamente se desplomó, para yacer, al igual que un árbol recién talado, en el ingrato suelo".


Imparcialmente fría y empalidecida, recordando tras el espectro onírico... desespeluznándome por la vida que me respira, en la que escribo dentro de una pantalla donde creo ver que están todos de muchas maneras... yo, nostálgica de lo que aún no puedo recordar: que huelo a caca de bebé, que yago con el infinito miedo de dios.


El estado hipnótico al que te trae cualquier camino, es un estado de muerte. Hubiera sido importante entenderlo así desde el principio. En realidad, hubiera sido importante que quien te hizo ver que estás muerto, te explicara un poco que aún existías en tu cuerpo y vida física. Que todos los demás estaban muertos, sí, también, pero que ellos no lo sabían ni estaban preparados para saberlo. Que todo es una muerte simbólica y momentánea. Que no estamos hechos de caricatura, aunque sea posible que existamos también en una bimensionalidad. Aunque en ese estado de confusión parezca que haya energías que te conduzcen* al suicidio, aunque un suicidio sea un suicidio constante, aunque aunque... no lo sepamos.
Hubiera sido preferible eso, a que me llevaran con un psiquiatra medicadicto*.

----------------------------------------------------------------------------------


GLOSARIO


  • Conduzcen: que te conducen cuando te pueden conducir, cuando pueda que te conduzcan, pero todo queda en la sóla posibilidad de eso.

  • Medicadicto: empeñado en medicar, como la bendita solución.

(clic para ver el post anterior de Diario de una Loca)

3 comentarios:

señor H dijo...

Has regresado mujer un placer tenerte por estos lugares

dark ikari dijo...

Regrese Lila n.n

pienso que en parte estamos muertos por dentro, solo que vivimos tan saturados de actividades y pensamientos que no da la oportuniodad de meditarlo y cuando al fin puedes hacerlo el resultado es el temblor que llega a tus ojos y te sacude por unos segundos.

la muerte es un terror por que no sabes que te depara, mas sabes que ella esta a tu lado siempre esperando por ti

prisionero #12 dijo...

todos somos muertos en potencia. Sólo somos muertos en potencia.
Soy tan adicto al internet que terminé leyéndo-te