domingo, octubre 17, 2004

escribir desde la emoción parte Todo

...menos mal a mí no me tocaba votar, pero sí... así es como se siente.
Cuando me robaron la billetera fué como cuando te roban cualquier cosa, incluyendo las ideas... no por la plata, pues, bueno... por los documentos; lo que no entiendo es por qué la maldad... comprendo la necesidad, hasta la cleptomanía, pero no la maldad... devuelvan los documentos!
Cuando se me robaron la cámara digital, igual... me arrancaron la memoria; y ahora la identidad... los permisos... la libertad...
Mejor dicho, cuando se me roban algo es cuando mejor me doy cuenta de que ni siquiera lo necesitaba...
Ahora ustedes saben lo que es ser rehén de la burocracia, huésped del escondite, víctima de las aglomeraciones, dependiente del capital, todo por ser ciudadana descuidadana de un mundo lleno de estupideces... y en cuanto a esos valores... creo que prefería nunca haberlos tenido.

No hay comentarios.: