viernes, noviembre 26, 2004

¡deshoumostgoón!

Lo malo de estar en escena es que por más felicitaciones o críticas que recibas... no puedes saber exactamente cómo salió.

No pues, ¡salió excelente! La gente se río tanto, que nos pidieron tres presentaciones más, así que para los que se lo perdieron...

Bueno, si alguno de ustedes estuvo ahí, además de que quiero que me cuenten... tengo que contarles lo que NO se vió:

Al parecer los nervios se le metieron a mis compañeros al principio y lo hicieron tan rápido que por ahí algo no se entendió, pero mientras tanto, en Backstage...
(Me tocaba salir de Doris)
- ¿Dónde está mi boxer? No puedo salir así, ¡se me ve todo!
Las otras dos putas (las putas de la obra) ya estaban casi listas para salir y yo seguía en el "camerino"(algo así como del tamaño de un baño de estación en el que teníamos que caber la mitad de los actores= 7 ) reburujando las maletas, levantándole las faldas al resto, casi que hasta bajándole los pantalones a los niños para ver si encontraba mi -ahora sí- puto boxer... ya habían presentado a las estrellas del hotel GoldenHouse, así que a Leyda (que es físicamente tres veces menos -de todo- que yo) le tocó quitarse la licrita para que yo saliera de una vez por todas; y Rossy (no sé cómo ni por qué, y con ese apuro creo que ella tampoco) me metió la falda en el short, el que por obvias razones me quedaba cual CACHETERO...
Ya estaba afuera, así que no podía hacer nada... ahí, recién en el "dance", me dí cuenta de que me había dado un TOTASO en la pierna... (la evidencia está en el post de abajo)

"Pero si salió super bien, eras la más puta" -pues claaaro porque salí más "sexy" de lo que estaba planificado... sólo espero no salir así también en alguno de los diarios que asistieron con un texto como: aquí las estudiantes muestran su "talento".

Sal, cámbiate otra vez, ¿y ahora qué...estaré vestida? entra, sal,improvisa... se me hizo mucho más RÁPido de lo que lo que leíste esto último y de verdad que NUNCA tantos habíamos perdido el pudor como lo hicimos ahí dentro: una salía corriendo en "sostén" a preguntar por algo mientras el otro pedía permiso en calzoncillos, y ni si quiera había tiempo de mirar... excepto por la vez en que me tocó botar a Aquél porque estaba aprovechando su time out espiando, ¡en lugar de ayudarme!

Así es el teatro, queridos amigos... ;) ¡Aplausos por sus aplausos!

No hay comentarios.: