jueves, noviembre 18, 2004

Necesitamos un brake...

¿No podemos simplemente hacer lo que nos gusta? o bueno, al menos lo que nos sirva de algo... no económico, sino algo que cubra las verdaderas necesidades de la gente...
¿quién se inventó la plata? ¿por qué tengo tantas clases en la universidad? ¿pero, por qué tengo que ser una persona grande, y llevar el término de "culta" en mi reputación, si al fin y al cabo está mal usado según la investigación ? ¡y por qué la RAE tiene que ceder ante los errores!

Hoy no quiero ir a clases porque tengo que terminar otro trabajo... porque tengo que responder correos, porque tengo que hacer llamadas, porque hay personas en otros lugares del mundo que se pondrían felices si lo hago... pero de todas formas no puedo hacerlo, tengo que terminar este post en el laboratorio de la universidad, tengo que conversar con mi hermana, tengo que ir a visitar a un amigo enfermo, tengo que arreglar mi cuarto, tengo que preparar una sorpresa, tengo que leer, escribir, escribir, escribir, tengo que postear después, tengo que sentir con tinta, tengo que hacer mi carpeta de fotografía, tengo que pedir más entradas para la exposición, tengo que curarme primero yo para no llegar a la obra sin voz, tengo que ensayar, tengo que grabar, tengo que vender...
Tengo tantas cosas que hacer que decidí dedicarme a ¡no hacer nada!

Faltan 5 minutos para mi clase y tengo ganas de llorar pero tampoco tengo tiempo para eso...
¿Algún día tendremos tiempo para pensar en los demás?

Como lo escribí una vez de estas, tener tiempo no significa...
Al final, después de pensar en todo lo que tienes que hacer y no hiciste, sencillamente vas a terminar quedándote dormid@.

Si tan sólo uno pudiera escoger... o si no hubiera tantas opciones... si al menos fuera menos indecisa para las cosas más tontas de la vida... si no perdiera minutos eligiendo el color, o el sabor, para después también tener que elegir el envase ( que incluye también el tamaño, el color y el sabor) de la bebida... ¿esta o esta?
Me toca contar el número de caras del dado que voy a lanzar para definir algo... ¡y al final escoger cualquiera menos la que el azar prefirió!

Si el fin de semana fuera más largo... o la jornada laboral le prestara uno solito de sus cinco días a la comunidad,a la familia, al medio ambiente, a los enfermos, a los niños...

Y si pusieran asistencia por eso...
o lo canjearan por un bono-nota...

Tal vez los lunes serían menos detestables, tal vez iría a las clases que no me gustan con un poquito más de ganas o tal vez... dejaría de pasarnos NADA por andar pendientes de un mundo profesional con el que no nacimos; dejaríamos de vivir en lo imaginario para entender que lo real es lo que te hace sentir... que eres un motivo para alguien más.

Hasta mañana, revolución de sueños...

No hay comentarios.: