domingo, enero 15, 2006

Eterna agonía.


Estaba con su debilucha apariencia y sus corotos… frente a mi ventana. Yo sólo estaba con mi debilucho emocional y mis máscaras.

Sin más, me puse la de compasión… y salí con lo que no me había cabido ya en el estómago.

Estaba cociendo con mugrecitas… abstraída.

-Disculpe que la interrumpa, me preguntaba si tal vez le gustaría un boloncito
que yo no me voy a comer…

…Como quien habla en una lengua extraña, abrió los ojos con seriedad y dijo:

-¿...bolón?

-sí…


Lo recibió como si le diera lo mismo, lo puso a un lado con sus funditas, agradeció, y siguió muy concentrada en su labor.




Eso es lo que significa la caridad: sentirse útil para los demás, quererse reflejar en ellos… y no resolver nada.

No hay comentarios.: