miércoles, junio 14, 2006

a cucharadas

-"Aprovecha ahora que estás en la etapa linda del amor".

No entendí... la etapa linda del amor debería ser el amor.

Como cuando alguien hace un pastel perfecto. De todos los chocolates, chantillís, cerezas, manjares y demás palabritas, escoge la que sea...
En cuanto esté para otros, lo primero que la mente buscará será un cuchillo.
Luego se tendrá la maña de que -a las tortas o tartas, pies o pais, cakes o queques- se les hace un círculo por la mitad y se sirven en plato y con servilleta, pero sobretodo (y que esta vez no se me vaya a pasar...) se comen CON TENEDOR.

No importa cuán bien cocine el azar, la gente ve todo en quebrados.
Y así, a todo momento blando le terminan dando tajada.

¿No será, por eso, más sabroso el amor crudo?