jueves, agosto 26, 2004

Objeción

Creo que los gays deberían ponerse cartel.
No hablo de los homosexuales, nada contra ellos,
Sino de algunos a los que se les suele llamar “maricones”,
de esos que son “hombres” y les gustan las mujeres…
pero las dejan por “pequeños” complejos…

Creo que si dijeran desde un principio
que no existe la posibilidad,
que esos detalles son pasajeros,
que pueden seguir siendo amigos después…
todo sería más fácil.

Creo que los niños, y las niñas también,
deberían dejar claro las reglas
cuando es sólo un juego y así poder divertirnos todos.

Sería tan simple como usar cariños desechables
Y evitar unos auténticos rotos…

Tal vez si explicaran, con algún beso de emergencia
que eres sólo un despecho,
Que estás demasiado rica como para tomarte en serio,
se ahorraría uno el enamoramiento
y el residuo de caricias sin sentido…
y habría menos ríos ociosos
despilfarrando dolores ajenos.

Las ganas se frustrarían menos,
No habría afán de prostitución,
De aborrecernos tanto,
ni envidiaríamos al amor.

Tal vez sería más contento el alcohol,
Menos deprimente el sexo
Y dejaría de ser patético
el vernos con la necesidad
de cambiar cada vez de canción.

No nos pusiéramos tristes, apáticos
Cuando leemos este tipo de posts
Y tal vez ya no habría en la calle más perros muertos.

Me vale la curiosidad,
De saber porqué algunos se quejan luego
De tener una novia tan fea o compartida
Cuando otros te ven de esa manera, sólo para verte…
Y preguntarse tal vez desde adentro algo como
¿qué hace una niña tan linda y tan sola en una noche como esta?

Y bueno, creo que aquí les respondemos.