jueves, mayo 04, 2006

Poesía para aprobar taller de lírica

La Poesía se cayó de la cama
y quebró su muñeca;
ahora escribe Lírica.
Lo que amo de la lírica y la poesía, es que no son la misma cosa, pero lo son: una contenida en la otra conteniéndola cuando juega en el papel de conteniente.

Voy a empezar de atrás hacia delante y en desorden, porque así es más divertido cuando se suele mirar la vida siempre de una sola manera… a veces hay que ponerla al revés y pensar que así tiene un sentido, tal vez más verdadero y con más sentido que como la solemos contemplar. Porque así nos repensamos.

Lo curioso es que el papel de la poesía en la vida y en la literatura (o viceversa) tiene que ver directamente con el papel: sin ella, la vida sería un papel en blanco, y aún así existiría la poesía. La literatura en este caso sería invisible pero no impensable, ni mucho menos insensible.
Resulta la poesía como un dulce para la lengua, tan dulce que la corta y la hace sangrar. Así como un lienzo vacío, la vida espera por sus colores.

Ya se equivocó la pregunta antes de responderla, si creo que podré o no escribir poesía, porque la poesía está en el sólo poder de escribir… de allí si la dejo crecer o la mato en el intento. Claro que también la podemos encontrar en otros, y en sus vidas, y en sus muertes.
Lo que sí creo, es que podré escribir en lenguaje lírico… los recursos siempre sirven, todo lo que se produce debe servir para algo y ¿por qué no, para escribir, para uno mismo? Aunque debería decir, mejor, para una misma.


Si algo me llamó mucho la atención fue la poesía de mujeres… me hizo pensar en musas, y en que por alguna razón no existe un solo muso en el mundo de las letras.


Ni el suspiro es un muso porque, como ya lo escribí una vez, Suspiro es el nombre de una mujer reprimida por la realidad. Y por eso son las musas las que inspiran a los poetas, el plural en donde las mujeres están siempre implícitas y contenidas como la poesía en la lírica, y al revés.
Ellas siempre tendrán algo que aportarle al mundo de las letras -a la Literatura- que es un lugar sustantivo femenino en donde las mujeres no son como las pintan, tal y como Rosario Castellanos las revive y las mata en Meditación en el umbral, sino que tienen “Otro modo de ser humano y ser libre. / Otro modo de ser”.

¿Será por la sensibilidad que - dicen - al hombre le hace falta? Mas está claro ahora que al hombre desde un principio lo que le hizo falta era poesía, y quien lo condujera a una muerte rotunda, una como la de Carmen Jodra Davó, que sepa bien de los venenos de la literatura y de concupiscencias:

“Que nos mancha los labios de palabra,
Los ojos de figura
Y el cerebro de sueños y pecados,
En flagrante, diabólica impostura” (4).


“Benditos los que se someten a su mirada oscura”, y risueñas como Rosalía, por haber encontrado en ella la libertad de Dios.
Fueron entonces las Ítacas quienes cerraron este taller, y fomentaron un largo viaje para emprender u olvidar.

Seguiré entonces abandonando el sentido lógico de las palabras y haciendo vanguardia, porque ésta nunca se acaba… la poesía también nace de la poesía y muere en ella para convertirse en otra, para hacerse imagen poética y encontrarse con Medardo luego de arrancarse la vida.

La mala poesía es la que no da miedo sino vergüenza… no trasmite nada nuevo, se embaraza de apariencias y no tiene musas ni padres como Efraín o Jorge Enrique Adoum. Comete faltas injustificadas, pierde la materia, no lee, no se nutre de contextos como sí lo hace la poesía popular, que tampoco es mi preferida pero la felicito por su especialidad:
Admirable, sin duda, toda la que se haga respetar a sí misma y a sus costumbres -bellas, grotescas, pero sensatas.
La mayoría de ellas cuenta con historias, con verdades de ciudad.

La poesía popular simpatiza al lector como al turista, y lo hace volver, que es lo importante… que quiera conocer más de ella, más de otras, que se invente una mejor: un arte poética.

Un arte poética tiene un sexo extraño… un género hermafrodita para cada quién. Es una poesía que se haga hombre, una especie de dios.
Todos tenemos una propia, disímil y antagonista como la de Huidobro y Neruda:

“no una mujer,
no un hombre,
sino miles, millones”. (10)


Y todas ellas en una misma corriente que “también es como el río interminable / que pasa y queda y es cristal de un mismo / Heráclito inconstante, que es el mismo / y es otro, como el río interminable” (11): el creacionismo, gracias al cual “el poeta es un pequeño Dios” (12).


¿No es monstruosa la poesía, importantísima? Ella sí provoca miedo, sí provoca… provoca todo.
“Grata, grieta, gruta, grita delicias” (13) como la de haber conocido a sus padres y a los míos, y a adquirir con ellos todos los síndromes…

Si en el principio era el verbo y el verbo es masculino como todas las partes de la oración, ¿de dónde sale ella sin él; y él, sin ella?

“mituplicada tú yo mildividido” (15), suena más animado.


Como dije en un principio y ahora al final, los que si quieren se invierten o se divierten, y así juegan conmigo a las palabras o a jugar con ellas y a no ser como se supone que deben de ser: él al principio y ella al final…

La poesía tiene un papel y el papel la tiene a ella convertida en la vida y en la literatura, que también son la misma cosa si lo dices en lírica… y ese papel nos corresponde a todos los que escribimos: el de ser traviesos con las palabras, y hacer algo con ellas.





(4) Carmen Jodra Davó, “Señores, yo sé bien de los venenos…”.
(10) Pablo Neruda, “Oda a la poesía”.
(11) Jorge Luis Borges, Arte Poética.
(12) Vicente Huidobro, Arte Poética.
(13) Efraín Jara Idrovo.
(15) Jorge Enrique Adoum, “En el principio era el verbo”.

4 comentarios:

dark ikari dijo...

mmmmm....

3 horas despues

mmmm.....

5 horas despues y con soda en mano

mmmm....ahrggg

ok ok, trate de leerlo y releerlo pero no encuentro palabras que decir, de seguro mi parte poetica murio hace mucho (por falta de alimentos de seguro).

Pero veo que escribes muy bien y sinceramente veoq ue hay futuro en ti, aprovechalo Lyla.

Suerte, ahsta eso ire a ver nuevos candidatos para ser mi parte poetica (con mejoras salariales y una buena alimentacion de libros) n_n

Lyla Bokà dijo...

jaja tal vez tu parte poética esté en los animé (y mmmme gusta esa palabra).

Sussy Dog dijo...

la lyla que no se aburre de ella misma... jeje

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»