martes, febrero 23, 2010

TE LO DIJE, FABI.




¿Y Aurora?
Te espero en el abismo, amigo mío, yo sé, que tú vives también 
pero es mi madre y no la puedo abandonar en estos momentos.

Disculpa si no sigo los pasos de tu arrogancia,
pero tengo una madre que escribe mi historia
como con tinta-sangre de Julio Jaramillo,
y cada vez que despierto, mi nariz sangra.

Si pusieras un poco de atención a tu hermana,
si la trataras siempre mejor.

Ok, no te pido nada, sólo que sigas
denunciando la violencia familiar,
con Paz, con PAz.

No hay comentarios.: